contando calorias II-02

Hello Foodies!

Ya estoy de vuelta con la segunda parte del post que os compartía la semana pasada!

Así como, en ese post, os contaba de forma más objetiva el por qué contar calorías no es tan importante. Hoy quiero compartir con vosotros la parte más personal sobre contar calorías! Lo que hizo que yo las empezara a contar y de que me ha servido hacerlo.

Pues bien, empecemos por el principio:

Desde bien pequeñita he sido un palillo andante, y la típica que recibía comentarios en el cole, simplemente por serlo. Que si palillo, fideo, que si el sueño de un carpintero… un sin fin de apelativos despectivos que, al contrario de lo que podéis llegar a pensar, no me afectaron en lo más absoluto. Yo era así y punto.

Años mas tarde, justo antes de empezar el bachillerato, mientras todas mis amigas empezaban a comprar en tiendas como Zara (en aquella época un auténtico furor) a mi ni se me pasaba por la mente! hasta la talla más pequeña me quedaba gigantesca.

Aunque no estaba del todo contenta con mi delgadez, no era algo que me traumatizara. Al menos hasta que llegué a la escuela de diseño y comprobé como todas las chicas de mi edad estaban mucho más desarrolladas que yo… (1,69m de estatura, 45kg y una talla 32)

Pero qué podía hacer yo? por dónde empezar? Y, así, entre un mar de inseguridades pasaron los años.

Hasta que hace, ni más ni menos, 3 años mi vida cambió y empecé a centrar mis esfuerzos en mi misma y en mejorar, en querer cambiar las cosas de mi vida para mejor y con ello, mi cuerpo.

Así que, por curiosidad, descargué una app de contar calorías, quería saber cuanto comía. y ahí fue cuando abrí la mente, mi ingesta de calorías rondaba entre las 1000 y las 1200!!!! (una miseria vamos hahaha)

Aunque en un principio yo decía ” no puede ser! si yo como” pero lo cierto es que aunque comiese, era puro descontrol!! un día me zampaba dos hamburguesas del McDonalds con sus patatas grandes y su Coca Cola, pero tenía tal empacho, que podía pasarme dos o tres días sin a penas comer. Por no hablar de mis visibles problemas con el colon Irritable, que me impedían comer con normalidad.

Este fue uno de los motivos que hicieron que empezase a investigar y a querer aprender más de como llevar un estilo realmente saludable y no el que nos venden en las campañas de marketing televisivas. Que te lo vendan como sano, no quiere decir que realmente lo sea. (este tema mejor lo dejamos para más adelante porque da para mucho, hahaha)

Contar calorías, como habéis visto, no solo me ha servido para darme cuenta de que no estaba ingiriendo las calorías necesarias, sí no que la calidad de mis calorías eran nefastas!

  • Ingería menos de 100 gramos de verduras al día. Cuando lo que se recomienda son entre 200 y 250 gramos en la comida y en la cena.
  • El consumo de agua era irrisorio y alarmante, si llegaba a un Litro era un milagro.
  • Fruta ni la olía… una o dos piezas a lo sumo.
  • Galletas, cereales y bollería industrial a todas horas.

A la contra de lo que se cree, contar calorías no solo está destinado a perder peso y a ponerte “cachas”, sino que  este tipo de aplicaciones pueden ayudarte mucho a mejorar tu salud, si sabes como utilizarlas.

En mi caso, la aplicación que he utilizado, y que en ocasiones utilizo, es Lifesum. (Antes también utilizaba la de my fitness pal pero no me resulta tan intuitiva)

Con esta aplicación anotaba todas y cada una de mis comidas, la ingesta de agua y el ejercicio que realizaba diariamente, me ha ayudado muchísimo a crearme un hábito de alimentación saludable y equilibrado.

Os dejo unas fotos para que veáis un poco como funciona y la interfaz tan fácil de manejar que tiene.

 

lifesum-04lifesum-03

lifesum-01lifesum-02

A día de hoy puedo decir que el 90 – 95 % de mi alimentación es saludable, he notado mucha más energía en mi cuerpo y han disminuido mis problemas con el SII de una manera considerable.  (Ahora: 1,69 m de altura, 51kg y talla 36 )

Ahora no necesito utilizar la aplicación diariamente, no es necesario convertirlo en una obsesión. Simplemente la utilizo cuando tengo descontrol de horarios, para poder asegurarme que sigo comiendo correctamente!

Considero que si cuidas tu alimentación, consumiendo productos naturales, las mejorías en tu cuerpo vienen solas!

Espero que os haya gustado el post de esta semana! que hayáis conocido algo más de mi y una visión algo distinta de contar calorías!

NOTA: Como siempre digo, si tienes problemas con la alimentación, siempre, siempre, siempre debes consultar con un profesional en nutrición. De lo que os he hablado hoy es, simplemente, un complemento que os puede ayudar a llevarlo de una mejor forma.

Ya sabéis que podéis dejarme todos vuestros comentarios  por aquí y por mis redes sociales FACEBOOK e INSTAGRAM! me encanta saber vuestra opinión!!

CONTAR CALORÁS | PARTE I

ENJOY!